Compartir

Luego de una ausencia de cuatro años en televisión, la periodista Amparo Peláez regresa a la pantalla con Ampárame Dios mío, el nuevo programa de entrevistas en la franja Telepacífico de noche, del canal regional todos los lunes a partir de las 9:10 p.m., donde conserva su estilo franco, directo y sin pelos en la lengua para descubrir facetas desconocidas y muy personales de sus entrevistados.

¡Ampárame Dios mío! tendrá invitados especiales de la región pacífica como la cantante Leonor González Mina, la Negra Grande de Colombia; Oscar Córdoba, ex arquero de la Selección Colombia; Carolina Soto, presentadora de televisión; Fabiola Perdomo, Directora de la Unidad de Víctimas del departamento, y Dilian Francisca Toro, Gobernadora del Valle, entre otros, quienes se enfrentarán cada semana a las preguntas indiscretas y muy bien documentadas de la periodista.

Para Amparo el regresar a la televisión es un nuevo reto en su brillante y larga carrera profesional. “César Galviz, Gerente de Telepacífico y a quien no conocía, me dijo que su idea era hacer televisión positiva y con la gente de la región. Me encantó su propuesta y no me dio chance de pensarlo. Era ya o era ya, y como las novias ante un anillo de compromiso dije sí. Además, lo mejor es volver a la televisión en mi tierra, en mi Valle del Cauca que tanto amo y en mi Cali del alma”, afirma la periodista.

 

Con ¡Ampárame Dios mío! Telepacífico quiere exaltar los valores de la región, por ello frente a Amparo estarán importantes personajes que se han destacado en distintas disciplinas y áreas. “Que nos sintamos orgullosos de nuestra gente. Contar quiénes son, por qué son y que se sientan orgullosos de haber nacido en esta tierra que tanto ha sufrido el rigor de la delincuencia en todas sus formas y de cómo hemos sido estigmatizados”, comenta la presentadora.

 

Para la realización de ¡Ampárame Dios mío!, el equipo de producción armó un banco de personajes nacionales, regionales y locales. Una vez seleccionado el entrevistado, adelantan una investigación exhaustiva, buscado hasta el detalle más pequeño, con ello en el programa le tienen una sorpresa. “Soy un poco picante y por primera vez estoy usando un baúl que tiene preguntas y lo uso para que los invitados escojan el tema. A varios les ha salido sexo y hacen cara de espanto, y así tengo la oportunidad para tomarlos del pelo y la entrevista se vuelve muy divertida”.

 

Para Amparo, el haber estado alejada de las cámaras fue importante. “Fue un tiempo para repensar sobre la oferta televisiva y entender que el gran hueco que está dejando la televisión comercial lo tenemos que llenar con televisión seria, pero ante todo televisión que con poco dinero tenga un vestido y un contenido seductor y atrapador”.

 

En ¡Ampárame Dios mío! la comunicadora quiere entrevistar a gente que le haya aportado al país con ética, con decencia, con rigor y de la cual “nos sintamos orgullosamente vallecaucanos. Estamos ante un periodismo perverso cargado de mentiras, de desinformación, lleno de basura y que le falta peso, investigación y contundencia”. Peláez es tajante es afirmar que los televidentes están agotados con las noticias de guerra, de sangre, de enfrentamientos políticos, de las mentiras. “Los noticieros parecen de vereda. Hasta el robo de un pan es la justificación de un informe. Y ahora los televidentes son periodistas e investigadores. ¿O alguien ha visto a un periodista haciendo de cirujano plástico o arreglando pianos? ya no hay investigación y lo poco que hay es dependiendo del forro político”.

¡Cada semana un invitado de lujo en AMPÁRAME DIOS MIO, Telepacífico, lunes 9:10 pm!.

*Comunicado de prensa

Dejar una respuesta