Compartir

De lunes a viernes desde las 9:00pm Universal Channel presenta capítulos dobles de ¨El Marginal¨, la historia de Miguel Dimarco (Juan Minujín), un ex policía que entra a la prisión de San Onofre como convicto, haciendo uso de una identidad falsa (Pastor) y con una acusación creada. Su misión es infiltrarse en una pandilla de prisioneros que opera desde el penal, y que secuestró a la hija de un prominente juez del país, para descubrir su paradero y ayudar a liberarla.

Ellos son los personajes principales de esta increíble serie, donde sobrevivir tiene sus códigos:

  • Pastor: Miguel es un tipo duro, masculino y con cierta ternura. Como policía nunca fue un héroe incorruptible ni mucho menos. Su personalidad es tan compleja como su historia familiar. Se hizo policía por el padre, que fue pasado tempranamente a retiro y se volcó al alcoholismo. Miguel siente que está condenado a repetir la historia. Ya no consume y está limpio, pero necesita redimirse, aunque sea ante sí mismo. Ingresa como convicto en la prisión de San Onofre con una identidad falsa (Pastor) y una causa inventada. Su misión es infiltrarse dentro de una banda mixta de presos y carceleros que opera desde adentro del penal. El grupo acaba de secuestrar a la hija adolescente de un importante Juez de la Nación. Deberá hallar a los captores y descubrir el paradero de la chica.

  • Diosito: Es el hermano menor de Mario Borges. Es pasional y está casi siempre pasado de drogas y de alcohol. Para desgracia de su hermano, tiene afinidad con Pastor, pero Diosito jamás perdonaría enterarse que Pastor es en realidad Miguel, un ex policía que vino a infiltrarse en la banda.

    Diosito se siente subestimado por Mario, y a la larga, ese complejo de inferioridad con su hermano traerá problemas internos en la banda. En el inicio de la historia, Diosito aparece como un personaje alocado y sin freno, aunque con aparentes códigos y divertido a su manera. Pero luego se irá convirtiendo en una bomba de tiempo, impredecible y psicópata.

  • Emma: Es asistente social y trabaja en el penal como consejera de los presos. Si bien es atractiva, disimula su belleza. Nunca pudo conocer a su padre porque él estaba preso. De alguna manera, ese abandono la fue llevando a interesarse por ese mundo. Ingresó con todo el ímpetu de querer cambiar todo y marcar una diferencia. Pero con el tiempo se fue desilusionando. Sabe que hay demasiadas trabas y hace lo que puede. Emma conoce a Pastor y sospecha que no es del todo franco, que hay puntos oscuros en su historia y que le miente. Intuye que no es quien dice ser.

  • Director Antín: Es el director del penal. Un hombre de la vieja guardia que no termina de aceptar del todo la corriente de cárceles más humanizadas en donde los presos tienen derechos y reclaman por ellos. Es un burócrata corrupto. Maneja la cárcel cual, si fuese el presidente de un club de fútbol que lidia o armoniza con los barrabravas, según el momento y la conveniencia. De esta forma, ha dejado crecer a los Borges, los hermanos que controlan la cárcel y se ha beneficiado del negocio sucio de la banda casi como si fuese un socio más. Por todas estas características está enfrentado a Emma.

    El penal es su universo. Lo visita incluso algunos fines de semana en los que su casa lo incomoda y no encuentra qué hacer. Se hace lavar el auto por los presos, su familia vive de los alimentos que llegan al penal, se hace fabricar muebles o arreglar pertenencias propias en los talleres de los presos.

  • Mario Borges: Es el capo y cerebro detrás de la banda que opera en el penal, porque además el lugar le sirve como protección. Mario organizó dentro de la cárcel una asociación ilícita que funciona a la perfección, con gente en el exterior que sigue propinando asaltos y golpes comando para ellos. Maneja desde adentro todo el comercio interno y el consumo de los presos. Pero su gran error de cálculos será el secuestro de la hija del juez Lunati para saldar cuentas con el juez y recuperar un botín perdido.

  • Luna: Es la hija del juez Lunati. Será secuestrada en el primer capítulo y, por emergencias logísticas, llevada como cautiva a un ala abandonada del penal. Más allá de su calvario, Luna es manipuladora y perversa. Luego de las primeras horas que es raptada, ella entiende cómo utilizar sus artimañas para sobrevivir y sacar partido. Durante su estadía en el penal, terminará volviendo locos a sus cuidadores y siendo una verdadera pesadilla para quienes la han raptado.

* Comunicado de prensa

Dejar una respuesta