Compartir

Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), por cada mujer que fallece de cáncer de mama, 10 mueren por alguna afección cardíaca. El riesgo de presentar enfermedades cardiovasculares es más frecuente en mujeres mayores de 55.

Según la OMS, las enfermedades más comunes en las mujeres son aquellas que están asociadas al estado anímico y depresión, trastornos metabólicos (como el síndrome de ovario poliquístico), enfermedades cardiovasculares, problemas gastrointestinales (colon irritable por ejemplo) y el cáncer de seno.

Las enfermedades cardiovasculares prenden las alarmas, ya que son la primera causa de mortalidad en la población femenina en el mundo. Estas tienen relación con formación de placas en las arterias que conllevan a trombosis, derrames cerebrales, enfermedades en las arterias del corazón y el hipotiroidismo.

“La forma más eficiente de prevenir enfermedades cardiovasculares es conocer los factores de riesgo. Algunos de estos provienen por antecedentes familiares, el tabaquismo, mala alimentación, falta de actividad física, consumo de alcohol, hipertensión, diabetes y la obesidad. La edad y los antecedentes familiares son factores de riesgo inmodificables; si quiere evitar este tipo de enfermedades, es necesario que tenga hábitos y un estilo de vida saludable”, afirmó el Dr. Alejandro Sarmiento, líder científico de Bodytech.

El especialista comparte algunas recomendaciones que le ayudarán a prevenir estas patologías o a mejorar los síntomas si sobrelleva alguna de ellas:

  1. Evitar el sobre peso: coma 5 porciones de fruta y verduras al día, no consuma bebidas altas en azúcar, incluya en su dieta un alto nivel de proteína, evite los dulces y grasas e intente ingerir un bajo nivel de sodio en las comidas.
  2. Haga ejercicio regularmente: realice actividades físicas como caminatas, ciclismo, aeróbicos o rumba, 4 o 5 días a la semana, con una intensidad moderada de 30 minutos. Complemente con ejercicios de fuerza, puede realizar levantamiento de pesas con una intensidad baja, 2 días no consecutivos a la semana, en los cuales trabaje 8 de los 10 grupos musculares.
  3. Mantenga un excelente estado anímico: intente tener una buena actitud frente a la vida, no deje que el estrés y la ansiedad se apodere de sus emociones. Estos sentimientos negativos impiden que su salud se mantenga y puede provocar complicaciones si ya padece una enfermedad. El ejercicio físico nos ayuda a cumplir con este objetivo ya que estimula la producción de endorfinas, que nos ayudan con la sensación de bienestar y felicidad.
  4. Tenga un círculo social sólido: una pareja sentimental estable le ayudará a subir su autoestima. Frecuente a sus amigos e intente practicar algún hobbie durante el mes.
  5. El descanso es fundamental: se recomienda dormir entre 9 y 11 horas, pero si sus actividades diarias no se lo permiten, lo mínimo son 6 horas de descanso continuo a día.

Es muy importante que cada mujer tome conciencia y no espere hasta que los síntomas sean difíciles de sobrellevar. No es necesario padecer una de estas enfermedades para tener un estilo de vida más saludable y que desde jóvenes se tengan buenos hábitos.

*Comunicado de prensa

Dejar una respuesta