Compartir

RAMIRO QUINTEROSDespués del lanzamiento en Buenos Aires del videclip de ‘Oveja negra’, su primer corte, el artista nos presenta su segunda placa solista, ‘KARMA Y MILAGROS’ y pone a consideración del público colombiano su producción musical en una corta gira promocional para dar a conocer toda su trayectoria y trabajo en solitario. Ramiro Quinteros estará visitando los medios especializados en Colombia del 10 al 17 de septiembre.

 Ramiro Quinteros es un cantautor y productor porteño. En ésta oportunidad nos presenta su segundo disco solista, ‘Karma y Milagros’, el cual fue declarado de interés cultural en el programa de mecenazgo de la Ciudad de Buenos Aires.  En ‘Karma y Milagros’ se entrelazan el sonido clásico del rock y las guitarras acústicas mas despojadas, generando un aura descontracturada, sencilla y apacible, la idea artística se completa con letras profundas y combativas.

 Se espera que el primer semestre del año se dedique a la promoción mediática del disco, incluyendo giras por USA y Colombia, cerrando con numerosas presentaciones locales en la segunda parte del año. Capaz de enfrentarse a una audiencia acompañado de una formación numerosa de músicos como también con la actitud minimalista de una guitarra acústica como única compañía, el productor que ha sabido trabajar con Las Pastillas del Abuelo y Joaquín Sabina nos promete una obra conceptual que se niega a pasar desapercibida.

 Quinteros refresca las bateas locales con sonidos acústicos, algunas guitarras roqueras, instrumentos poco explotados y una voz al frente, sincera, por momentos cruda, que no oculta nada. Ya algo lejos del rock (¿cuestiones de la edad?) y de su trabajo como productor artístico de bandas como las Pastillas del Abuelo, Quinteros explota influencias poco comunes para el mercado local, como algunos aires de Jack Johnson en sus guitarras o arreglos que recuerdan a Lenny Kravitz en sus voces. Pero claro, influencias explotadas sin perder de vista un producto original que lleva su firma.

 En esencia, las canciones de Quinteros tienen algo de olor a mar, un poco de ruido a viento de playa y también un poco de arena, de esa que molesta un poco y con la que más de uno se va a identificar.