Compartir

Para esta temporada se destaca la gran variedad de diseños, materiales y colores en los zapatos infantiles, especialmente estampados, apliques y parches.

Abril es el mes de los niños y como padres, somos responsables de la comodidad y el uso correcto del calzado para los más pequeños de la familia. Por eso, empresas brasileñas desarrollan productos que contribuyen a este objetivo sin dejar de lado la moda y el espíritu fashionista de los niños de hoy.

Este mes es una opción perfecta para sorprender y dar gusto a los pequeños a través del calzado, que en la actualidad y gracias a los diseñadores, se ha convertido en una pieza clave para la autoestima del niño y la forma en que refleja su personalidad.

Tenga en cuenta las siguientes recomendaciones a la hora elegir el calzado adecuado para los niños:

  • No hay que comprar nunca un zapato de un número mayor con el objetivo de que el niño pueda utilizarlo durante más tiempo. Si el zapato no es justo su talla podría alterar su forma de caminar o crearle ampollas o laceraciones.
  • El zapato debe llegar hasta debajo de los maleolos (los huesos laterales del tobillo), y, en el caso de las botas, ser lo suficientemente flexibles para permitir el movimiento completo de la articulación del tobillo.

En cuanto a tendencias de moda, se destaca la gran variedad de diseños, materiales y colores en los zapatos infantiles, especialmente estampados, apliques y parches.

Para las niñas, se emplean las novedades que surgen del street style. Molekinha juega con tendencias atemporales, con estampados de lunares o cuadriculados, floral impreso en denim, además de los recortes a láser y capelladas de terciopelo y tejido.

Figuras y personajes fantásticos como los unicornios caminan juntos con las niñas más dulces. Se destacan materiales como el glitter, charol y cuero. Además, los detalles en peluche también dan un toque de calidez agradable en las botas.

A la moda se verán las pequeñas fashionistas con animal print de leopardo y cuero craquelado tipo escama.  En tendencia están las bailarinas, slippers y deportivos. Así mismo, la presencia del lurex en las capelladas de las zapatillas, slip-ons y sandalias con pequeños tacones que garantizan el brillo y la originalidad.

 Para los niños, la aventura, moda y actitud definen la tendencia para esta temporada. Una de las temáticas que componen las nuevas colecciones es el navy, con estampados ilustrados en anclas y rayas en colores como el azul, rojo y blanco. Los Mocasines y docksides en tonos clásicos como el azul marino y el vino, crean una imagen elegante con un toque sencillo.

Para los pequeños que disfrutan de elementos de impacto, los estampados camuflados, inspirados en guerreros y defensores son asertivos para esta temporada. Molekinho presenta botas con suelas tractoradas, en colores verde, negro, marrón y mostaza.

Los botines de gamuza o en la versión súper moderna de jeans y elástico son ideales para los pequeños apasionados por el deporte, en especial, el fútbol.

En innovaciones, el calzado para los niños y niñas se caracteriza por las líneas geométricas, cauchos y tecnología respitec que permite una excelente transpiración del pie.

Así mismo, Kidy crea nuevas colecciones para edades de los 3 a los 8 años, involucrando tecnología en el calzado con el objetivo de desarrollar las funciones cognitivas y sentidos de la visión, audición, tacto y memoria sensorial.

Estos productos exploran el universo automovilístico y posee un juego con ruidos de neumáticos, motor acelerando, sirenas, entre otros, con una secuencia lógica de luces parpadeantes en la capellada de la zapatilla, que los niños necesitan apretar con los dedos y, de acuerdo con los aciertos o errores, se escuchan sonidos diferentes.

Estas propuestas son presentadas por las empresas de calzado de Brasil, apoyadas por el programa Brazilian Footwear promovido por la Asociación Brasileña de Industrias de Calzado, Abicalzados, en asocio con la Agencia Brasileña de Promoción de Exportaciones e Inversiones, “ApexBrasil”.

*Comunicado de prensa

 

Dejar una respuesta