Compartir

Además es el ahijado sacramental del gran artista venezolano quien le pidió que continuara con su legado musical.

El artista barranquillero Cristian López ha recibido con beneplácito el legado musical del vocalista venezolano Nelson Henríquez. López es además el ahijado sacramental del reconocido artista maracucho.

Estamos hablando de mas de 100 canciones que impuso el maestro Henríquez a lo largo de 30 años de trabajo con su combo internacional.

Uno de sus grandes mercados fue el de Colombia donde impuso decenas de éxitos a partir de 1973 como “Festival Vallenato”, “Mi Delirio”, “Quisiera y no quisiera”, “Baion de Madrid”, “La Hamaca Raya”, “Muchacha de quince”, “A Medellín”, “Cualquiera Va”, “Zahuate Cumbia” y “Nube viajera”, entre muchos mas.

Nelson Henríquez cuyo verdadero nombre era Nelson Antonio Osorio Montero murió el 3 de marzo de 2014 en Miami, victima de una penosa enfermedad.

El artista barranquillero que recibe la misión musical nació en Barranquilla, es cantante, saxofonista y clarinetista de la Escuela de Bellas Artes del Atlántico y se inicio en la música a los 11 años con un importante palmares pues ha pertenecido a importantes orquestas como Pacho Galán, Doris Salas y durante 11 años hizo parte de la agrupación del artista venezolano Nelson Henríquez.

Precisamente el artista maracucho es su padrino sacramental y musical y poco antes de morir le entregó su legado musical para que su obra continúe recorriendo el mundo como uno de los patrimonios culturales mas importantes de Latinoamérica.

Confiesa que su admiración por el maestro Henríquez nació desde que era niño pues gracias a la amistad de sus padres con el venezolano tuvo acceso a muchos conciertos.

Fueron grandes amigos y Henríquez siempre le hacia énfasis en la disciplina y el sacrificio para ser un gran artista.

Cristian López se ha radicado en Bogotá para lanzar un gran homenaje que le acaba de tributar al artista de Maracaibo en su CD de tres canciones.

*Comunicado de prensa

Dejar una respuesta