Compartir

Durante el último tiempo, la agenda de Mateo Kingman viene cada vez más cargada: se ha presentado en shows de artistas como Calle 13 y Ana Tijoux, actuó en festivales como Terrasónica (Quito) junto a Natalia Lafourcade, Festival Hermoso Ruido de Colombia, Club Niceto en Buenos Aires y la FIMPRO de Guadalajara, México, y recibió felicitaciones de músicos de la talla de Gustavo Santaolalla. Su con rmación en el Estéreo Picnic de Colombia, Womad de Chile y su primera gira por Europa en verano de 2017 anticipan un gran año para el ecuatoriano.

LOS PÁJAROS Y EL RIO GUIAN EL CAMINO MUSICAL DE MATEO KINGMAN

La Amazonía Andina refresca su identidad musical a través de los sonidos del creador ecuatoriano de 25 años. En 2016 presentó su álbum debut ‘Respira’ bajo el ala de AYA Records, el nuevo sello hermano de los pioneros ZZK Records. El álbum de Kingman es una sobrecarga de energía que canta la diversidad y dibuja paisajes naturales de magia y colores del agua. Las letras y los sonidos nos conducen en la compleja relación entre selva tropical y altas montañas, entre la maraña de los árboles y el sinuoso sonido del viento de los páramos. “Respira” es la ópera prima de Mateo Kingman. En él, lo electrónico se fusiona con lo orgánico y lo acústico creando una bella contradicción musical: armonía caótica. Mucho de lo que se escucha en el disco vino a Kingman luego de una experiencia iluminadora con remedios de la selva. Sus parajes sonoros están llenos de energía espiritual, de la que pone a bailar para ahuyentar a los demonios.

 

Dejar una respuesta