Compartir

Esta semana finalizó la producción del documental “Vecinos inesperados”, que forma parte de la estrategia de cultura ciudadana “Bogotá vive natural”, con la cual la Alcaldía de Bogotá busca fomentar el reconocimiento, valoración y cuidado de la fauna silvestre.

La secretaria de cultura, María Claudia López, resaltó el interés de la administración distrital en que los ciudadanos de Bogotá conozcan la riqueza natural de la ciudad. “Hicimos una encuesta muy al inicio de este proceso que arrojó que más del 80% de las personas encuestadas no sabía que existía fauna silvestre o pensaba que en Bogotá esa fauna silvestre es escasa”, explicó la secretaria.

La producción contó con la participación de cerca de 50 personas, entre científicos, profesionales, expertos en campo y estudiantes. Bajo la dirección del documentalista Mauricio Vélez, y la dirección de fotografía del premiado cineamtógrafo Richard Kirby, se registró la actividad diurna y nocturna de unas 40 especies animales, entre las que se encuentran más de 14 tipos de aves, ocho mamíferos, tres reptiles y más de 13 clases de insectos, además de anfibios y crustáceos, incluyendo especies raras o poco conocidas como el coatí de montaña, el zorro perro y el halcón peregrino.

“Invitamos a todos los ciudadanos de Bogotá a que recorran los humedales, los parques y los senderos ecológicos, que vayan a los cerros orientales, al páramo de Sumapaz para conocer los animales que allí habitan, que los descubramos, cuidemos y preservemos”, expresó la secretaria María Claudia López.

La filmación, que duró 137 días, se realizó en 48 locaciones diferentes, en la zona rural de Ciudad Bolívar, los páramos de Sumapaz y Las moyas; Chingaza, los cerros orientales, Monserrate, los parques La Florida, Virgilio Barco, El salitre, Ciudad Montes, El Virrey, Bicentenario y Nacional; los humedales La conejera, Juan Amarillo, Santa María del Lago y Torca y hasta algunas estaciones de Transmilenio.

*Comunicado de prensa

Dejar una respuesta