Compartir

Vicente Barco lleva relativamente poco en la música, pero ese poco tiempo ha dejado muy claro el potencial de artista que puede llegar a ser. Náufrago, su primer sencillo, logró de forma orgánica, unos números envidiables para cualquier artista urbano nacional en su primer sencillo. “Náufrago fue una sorpresa muy bonita. Era mi primer sencillo, y que haya pasado lo que paso fue una invitación muy bacana a seguir trabajando en mi proyecto por ese camino”, comenta Vicente.

Con cerca de 300.000 streams en Spotify (ganándose un puesto en el Top 50 Viral de Colombia, estando en la 2da posición en primera semana de lanzamiento) y 28.000 reproducciones en Youtube, su primer canción mostró una lírica fresca y encantadora, que junto a la producción de Tezzel y Lorduy de Tezzla, formaron una canción que gustó bastante entre todos aquellos que descubrían el talento de Vicente. “yo creo que las personas se conectaron con la canción por que transmite un sentimiento muy puro y fue hecho con una energía muy fresca. Es un encuentro entre mi pasado de melodías de electrónica, con la experiencia urbana de Tezzel y Lorduy”. expresa el artista.

Es así como este impulso que deja Náufrago, lleva a Vicente Barco hacia una convicción firme para su carrera musical, presentando su nuevo sencillo: ¡Háblame!
Aquí Vicente trae una forma de contar el primer amor, su primer amor. “Creo que es algo que todos hemos sentido en algún punto, entonces sé que cualquiera se podrá relacionar con la canción”, declara.

¡Háblame! aterriza, no solo como el segundo sencillo de Vicente Barco, sino además, como su primer videoclip y experiencia frente a las cámaras. “Es un video muy literal y se quiso contar de una manera muy pura. La actriz que elegimos es muy fiel a la imagen de la mujer de la que escribo en la canción. La química entre los personajes es evidente. Creo que es por eso que muchas personas que ven el video, pueden pensar que Chandler Lovelle (la actriz del video) fuera mi novia”, recuerda entre risas Vicente.

Adicional a esa narrativa casi literal a lo que habla la canción, Vicente añade que el vídeo no toma las perspectivas de un vídeo de música urbana común (en temas de estética visual o de elección de la actriz desde su físico). “Se quiso ver como un cortometraje desde su creación, algo muy genuino e íntimo”, finaliza Vicente.

Por último, sobre lo musical, contando de nuevo con la producción de Tezzel y Lorduy, Vicente nos aclara: “Buscando sonidos con Tezzel, encontramos uno en particular que nos inspiró la temática de toda la historia, y partimos desde ahí para buscar las melodías, que las siento muy fieles a lo que escribí, que es bien cercano a mí, y la pista fue perfecta para contarlo”.

*Comunicado de prensa

Dejar una respuesta