Compartir
Hace más de 18 años nacieron los miércoles Gay Day. Así, con el “gay” puesto en la mitad de un nombre que se queda corto de identidad pero que, en ese flyer repartido hace dos décadas, cara a cara y a la luz del día, fue el primer manifiesto político para que hoy seguir celebrando con todos los nombres.

#CarnaBrandon
Sábado 2 de marzo
Beatflow (Av. Córdoba 5509)

Lo que tenía de diferente “Brandón Gay Day” es que no solo era una fiesta, sino que se acercaba más al concepto de “curaduría festiva”. Buscaba responderotras inquietudes. Lo primero era la visibilidad, la necesidad de exponer abiertamente la existencia de un espacio al que se podía asistir, nombrarse y ser libremente.

Es esa búsqueda de otro lenguaje lo que motivó a que cada mínimo detalle de esa fiesta – aunque cambiara de día y de lugares cuanto más grande se hacía- no fuera casualidad. Brandon Gay Day, proponía un espacio de dos ambientes en el que pudiesen propiciarse muchos tipos de encuentro en simultáneo, en el que se pudiese hablar y cantar y mirarse y bailar; proponía también una estética más cercana a la noción de comunidad, otros colores, otras figuras, una forma más naïf de relatar nuestros vínculos; el ambiente se alejó de la propuesta comercial y se dejó en manos de verdaderos creadores de música y de artistas emergentes que hoy son nombres que resuenan ampliamente en la escena local.

Brandon Gay Day sigue atendida por sus dueñas, sigue encontrando a les mismes amigues de siempre, sigue dando la bienvenida a quien quiera y sepa unirse a lo único que ha permanecido verdaderamente inmutable: el código Brandon. En tiempos en los que lo contracultural parece ser cuidarse y quererse bien, existe una fiesta que recibe a todes de razos abiertos.

*Comunicado de prensa

Dejar una respuesta